Pronunciamiento 15/11/2020

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Las organizaciones que integran la MT – Cusco de la Alianza Peruana de Organizaciones Culturales (APOC), y los agentes y organizaciones artísticas culturales adherentes a la presente, nos dirigimos a la opinión pública para manifestar lo siguiente:

Ante el funesto desenlace de las torpes medidas dictadas por el estado para reprimir las protestas pacíficas de los peruanos que hasta las nueve horas de hoy 15 de Noviembre de 2020 derivan en la lamentable pérdida de 02 vidas irrecuperables que tiñen de sangre su corta aventura dictatorial golpista, que pretende aún enquistarse en el precario sistema de gobierno de nuestro país.

Mediante la presente, nos reafirmamos e instamos hoy más que nunca a la conformación urgente de una Asamblea Constituyente para la edificación de una nueva Constitución Política del Perú, pues creemos que los actuales gobernantes y los oportunistas que se asoman, no merecen ser reconocidos como alternativas sanas y democráticas, ya que en la mayoría de los casos, las reacciones surgen apresuradas después de las lamentables consecuencias de una represión vista como desproporcional desde las primeras marchas pacíficas convocadas por la sociedad civil.

Exigimos a la autodenominada clase política de nuestro país, la suficiente vergüenza para asumir la responsabilidad de sus actos y dimitir de cualquier leguleyada que trate de aminorar la culpa de los responsables directos, indirectos y solidarios de un sistema precario y deslegitimado que minimiza las demandas de la sociedad civil y hace oídos sordos a las justas demandas del pueblo.

No a la impunidad, no a la corrupción. Vidas que se apagan, decenas de heridos y hogares en zozobra, no deben normalizarse en una sociedad que lucha día a día por el justo anhelo de un Perú mejor para todas y todos.

Atte.

Pavel Ugarte Céspedes DNI: 429748** Gestor Cultural Corp. Educativa Khipu.
Nicanor Cotrina Tacuri DNI: 244677**
Graciela Murillo DNI: 417798**
Melodie Vallenas Atayupanqui DNI: 466069**
Asociación Art-restauro (MT Cusco – APOC)
Ruwashayku, comunicación y cultura (MT Cusco – APOC)
Asociación de Egresados de la Universidad Diego Quispe Tito de Cusco (MT Cusco – APOC)

Carta abierta a la Municipalidad de Cusco | Octubre/2020

A LA OPINIÓN PÚBLICA

Las organizaciones que integran la Mesa de Trabajo Cusco de la Alianza Peruana de Organizaciones Culturales (APOC) y los agentes y organizaciones artísticas culturales locales que firman la presente, expresamos nuestra extrañeza frente a los hechos suscitados el día martes 6 de octubre del 2020 en inmediaciones de la Plaza Mayor de Cusco y hacemos del conocimiento público lo siguiente:

En el hecho referido https://web.facebook.com/100035893366234/videos/352807879258988/ un efectivo de Seguridad Ciudadana -que para tomar acción representa a la Municipalidad Provincial de Cusco- reprime la actividad que realiza un artista plástico, en un sector poco transitado de dicha plaza, la actividad que realiza este joven artista  (pintura en caballete), la ejecuta en solitario, guardando el distanciamiento de su compañero y cumpliendo las normas de bioseguridad impuestas por el Estado para evitar contagios en estas circunstancias de salud pública.

El agente en cuestión (el serenazgo), expresa que la actividad de pintar un lienzo en el espacio público de la Plaza Mayor está prohibida por ordenanza municipal y en consecuencia “pueden irse a donde quieran” menos estar ahí -en la plaza-, explicarle al sereno que interviene al pintor, que la pintura y por ende el dibujo en espacios públicos o patrimoniales, son actividades que antes de la masificación de los procesos fotográficos analógicos y digitales eran las expresiones artísticas más notables del registro de los espacios o el patrimonio cultural, es prácticamente inútil en esa situación caótica y violenta, pues la actitud del efectivo -en cumplimiento de su trabajo-, denota la falta de criterio no únicamente suya, sino de muchas normas o políticas que han sido implementadas desde una perspectiva poco inclusiva, que no promueve efectivamente el desarrollo de las artes o la cultura en ciertos contextos públicos.

Es importante mencionar, que las medidas restrictivas para evitar el aprovechamiento mercantil de los espacios públicos y evitar -por ejemplo- el comercio ambulatorio, son medidas que respetamos y desde nuestra humilde posición saludamos, pero también esperamos algún día poder participar en procesos de reformulación desde un inicio y, no ser convocados únicamente para validar procesos que se desconocen y únicamente se socializan para su cumplimiento.

Creemos que las restricciones “per se”, no garantizan con objetividad un beneficio público, pues no cumplen con una participación plural, amplia y transparente en los procesos de construcción de políticas culturales locales y, limitan la intervención y puntos de vista de las diversas cadenas productivas del arte y la cultura, siendo posible que beneficien solamente a la última etapa del proceso, la comercialización estructurada o corporativa.

Ponemos en evidencia que nuestro punto de vista no es un acto reciente o apresurado, pues venimos aportando esfuerzos desde el año 2011 aproximadamente, y realizamos encuentros y/o actividades académicas y culturales abiertas desde el año 2017, como la campaña “7 Compromisos para transformar las políticas culturales a nivel local y regional” de APOC, campaña que propuso como algunos de sus ejes los siguientes:

[…]

Compromiso 2: Diseñar políticas culturales y planes de cultura considerándolos herramientas fundamentales para la gestión pública”

Compromiso 3: Garantizar mecanismos permanentes de participación ciudadana en el diseño, implementación y evaluación de las políticas culturales impulsadas por el gobierno”

Compromiso 6: Garantizar el derecho a la ciudad y al uso del espacio público”. […]

En ese entonces, el ex alcalde de la ciudad de Cusco, Ricardo Valderrama, firmó los compromisos y en una exposición realizada en el auditorio del Convento de Santo Domingo – Qorikancha, como parte del “Foro de políticas culturales > #LaCulturaEsMiPrioridad”, mencionó que los ejes tomados en cuenta para los “#7Compromisos” eran prioridades del “Movimiento Regional Tawantinsuyo” de llegar a la alcaldía de Cusco y debieran serlo de quien llegue al sillón municipal sea quien fuere.

Una vez asumida la alcaldía por el “Movimiento Tawantinsuyo”, solicitamos y sostuvimos reuniones con funcionarios de las diferentes gestiones ediles, las cuales posiblemente quedaron solo como “reuniones de cortesía para no desairar los compromisos”, pues, desde entonces, la iniciativa de reunirnos para compartir ideas y proponer soluciones, por mínimas que parezcan, siempre surgieron de nosotros.

Después de casi tres años, siendo conscientes de la situación actual, creemos que los temas relacionados con los agentes y organizaciones culturales de la región no son temas urgentes en la agenda pública y seguiremos a la espera de respuesta a la solicitud con N° de expediente 2633 de la mesa de partes virtual del Gobierno Regional de Cusco del 23 de julio de 2020 y el expediente N° 210435-2020 de mesa de partes virtual de la Municipalidad de Cusco del 22 de julio de 2020, las cuales remitimos para solicitar reuniones virtuales para acercar propuestas referidas a planes locales y regionales de cultura que habíamos avanzado con funcionarios removidos de sus cargos debido a la volatilidad del poder en la gestión pública nacional.

Para terminar aclaramos que, si el sistema de gobernanza local o regional actual no considera representativo nuestro proceso de incidencia ciudadana, esperamos pueda tener en cuenta que instrumentos de propuesta ciudadana como la Agenda de Incidencia Compartida 1 y 2 editadas por APOC, en cuya elaboración participaron numerosas organizaciones locales y regionales junto a organizaciones culturales de todo el país, respaldan la preocupación que tenemos muchos colectivos, gestores, agentes, organizaciones, artistas, emprendedores y entusiastas para resolver problemas que una vez superada esta trágica situación pandémica, deberían, al menos, tener una propuestas salomónica que incluya a todas y todos, pues “no hay democracia cultural sin participación ciudadana”.

Atentamente,